miércoles, 26 de agosto de 2009

CHLOE SEVIGNY: LA RARITA DE LA CLASE

Los directores más interesantes del panorama cinematográfico actual se mueran por trabajar con ella y jóvenes de medio mundo siguen con atención el estilo de esta actriz y modelo, que a sus 35 años se permite el lujo de rechazar papeles en películas comerciales por involucrarse en proyectos independientes en los que se siente más realizada. Por algo se ha ganado el merecido título de musa indie.

Con tan solo dieciocho años Chloe Sevigny se trasladó a New York donde comenzó a hacer sus pinitos en el mundo de la moda. La revista Sassy la calificó como it-girl del momento por su inconfundible estilo y su habilidad para mezclar prendas vintage con ropa más fashion.

Debutó en el cine en el año 1995 con la polémica película “Kids” de Larry Clark, en la que interpretaba a una adolescente seropositiva. Posteriormente trabajó a las ordenes de cineastas tan interesantes como Steve Buscemi o el director indie Harmony Korine, con el que mantuvo un romance.

Su reconocimiento como actriz no llegó hasta su participación en la aclamada “Boys Dont Cry”, por la que la actriz obtuvo una nominación a los Oscar por su papel de Lana, una joven enamorada de la protagonista, interpretada por Hillary Swank, que finalmente se llevó la ansiada estatuilla. A raíz de esta nominación la actriz obtuvo multitud de ofertas, pero Sevigny rechazó la mayoría de estas por participar en proyectos menos ambiciosos pero mucho más interesantes. A día de hoy la actriz puede presumir de haber trabajado para directores de la talla de Lars Von Trier o Woody Allen.

Su pasión por el mundo de la moda tampoco pasa desapercibido para nadie, y las más prestigiosas firmas de moda se la rifan para que la interprete luzca sus creaciones. Chloe ha sido portada de las publicaciones de moda más importantes a nivel internacional y estilistas de todo el mundo se frotan las manos cada vez que la actriz hace su aparición en la alfombra roja. Aprovechando el tirón de sus aclamados estilismos y de ser uno de los iconos fashion del momento, la actriz ha aprovechado para lanzar su propia línea de ropa que ella misma define como “diferente” y “algo estrafalaria”. Además también ha sido la protagonista de la última campaña de la firma Chloé.

Aunque Chloe Sevigny se defina como una chica común de Connecticut, la musa indie del momento no nos deja indiferentes y con sus arriesgadas interpretaciones ni con su particular manera de vestir.